Amores…

Porque es tan difícil hablar de los temas del amor. Porque se me hace tan complicado decir lo que siento. Si, todavía estoy enamorada de la persona que me rompió el alma, pero como no estarlo si eso fue demasiado reciente. En ese instante me di cuenta que todos los amores son diferentes, que todas las desilusiones son distintas, que cada sufrimiento es uno nuevo y diferente. Cada vez que terminas una relación no la sufres igual, no es el mismo sentimiento. Con mi primer amor todo fue bonito pero hubo muchas decepciones y mucho que aprender. Mi segundo amor, bueno que hay de mi segundo amor. Fue un amor que duro mucho, ame demasiado al comienzo, pero poco apoco todo el amor se fue marchitando ya que no se estaba cultivando como se debía. Sufrí demasiado y aprendí mucho más. Este amor me enseñó a ver la vida de una manera diferente, me enseñó a ver lo que no quiero en mi vida, lo que jamás quiero que me vuelva a pasar en una relación. Pero el sufrimiento fue disminuyendo desde la primera desilusión y creo que por eso al final no sufrí como pensé que iba a sufrirlo, al contrario; al final estaba muy feliz de que había terminado y que esa puerta jamás se iba a volver a abrir. Pero esa persona siempre estará en mi vida y ahora tenemos que aprender a ser amigos para que todo fluya bien y en familia. Mi último amor, el que me destruyo el alma. A él le di todo, todo lo que pensé que jamás podía dar. Abrí mi corazón como jamás había hecho, le conté todos mis secretos y creía que con el duraría para toda la vida. Hice cosas que jamás pensé hacer por nadie y el me dejaba ser yo misma todo el tiempo, era feliz plenamente feliz o bueno eso el me hacía pensar. Yo estaba demasiado segura de lo que quería, pero creo que él no estaba lo suficientemente seguro para tener algo conmigo. Nos dejamos por algo que eventualmente sabía que iba a pasar, pero dejo que pasara el tiempo para el sentirse más seguro de lo que haría. Quizás fue mi culpa en parte o no lo sé. Entendí su punto pero como sea no lo acepte, porque no estaba dispuesta a perder lo que sentía que era real, lo que sentía que era diferente en mi vida. Pero aprendí, aprendí a saber lo que quiero de una persona, lo que no quiero de ella, lo que quiero en mi vida y que el pasado no se puede borrar pero puedes aprender de ello. A la persona que me rompió el alma gracias, gracias por enseñarme tanto y por más que quiera que los sentimientos sean como una bombilla, que se pueden prender y apagar, ya sé que no se pueden. Poco a poco sanare, recordare y tendré una sonrisa en vez de lágrimas cuando piense en ti.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s